Stories of Hope

St. Vincent de Paul Reentry Program

Cincinnati, Ohio

Quitando las barreras después de estar tras las barras

El problema: Después de purgar prisión, es casi imposible que hombres y mujeres encuentren trabajo.

Dos tercios de todas las personas actualmente encarceladas en los Estados Unidos están allí por delitos no violentos. Una vez que las personas cumplen sus sentencias y satisfacen todas las condiciones de su liberación, todavía encuentran obstáculos significativos, como encontrar un trabajo y una vivienda segura. El St. Vincent de Paul Reentry Program (Programa de Reinserción de San Vicente de Paúl) reúne a hombres y mujeres que purgaron prisión con voluntarios vicencianos para abordar problemas críticos que enfrentan los ciudadanos que regresan.

Su impacto: Los ciudadanos que regresan desarrollan habilidades y se procuran empleos.

En cinco estados diferentes, Wisconsin, Massachusetts, Ohio, Florida y Louisiana, el St. Vincent de Paul Reentry Program trabaja para abordar problemas críticos de pobreza y justicia abogando por un cambio sistémico. La organización tiene dos estrategias paralelas. Una identifica las necesidades inmediatas de los ciudadanos que regresan, y la otra aborda cuestiones de política pública a nivel local y estatal. Además de ofrecer capacitación y mentoría en desarrollo de liderazgo, el St. Vincent de Paul Reentry Program ha tenido gran éxito con su campaña “Ban the Box” (“Eliminar la Casilla”). En Ohio, el apoyo bipartidista ayudó a aprobar legislación para retirar de las solicitudes de empleo una pregunta sobre condena por delito grave. La esperanza es que los empleadores consideren plenamente las credenciales y habilidades de los aspirantes antes de averiguar que son ciudadanos que regresan. 

Paul Graham, coordinador nacional del Proyecto Vicenciano de Organización de la Reinserción del Consejo Nacional de la Sociedad de San Vicente de Paúl, afirmó: “La donación de la CCHD nos dio la capacidad de añadir otro componente a nuestro trabajo de desarrollo de liderazgo y mejorar el impacto que podemos tener al abogar por una contratación justa y abordar otras barreras a la reinserción”.